Síguenos en Facebook  
Centro canino del Somontano

Razas

Categorías

Langhaar

El perro de muestra alemán de pelo largo, llamado Langhaar es un epagneul de tamaño grande, y por ello posee todas sus características.
Es un perro inteligente, que entiende con facilidad lo que se quiere del, sin que sea necesaria una mecanización ni la brutalidad. Se educa con facilidad. Aunque se supone que en su origen ha intervenido la sangre inglesa, actualmente tiene una andadura muy continental en el terreno.
En su país de origen, se le utiliza a menudo para recuperar la caza mayor herida; por el contrario en otros países se ha especializado en la caza en la llanura y en los humedales.
EL GALOPE: El Langhaar es un galopador medio, no debe buscarse la velocidad a cualquier precio, sino que el perro debe ser capaz de galopar durante mucho tiempo. En terreno fácil, debe asegurarse un galope suficientemente sostenido; por el contrario en terreno cubierto, en su andadura puede alternar momentos de trote rápido.
LA BUSQUEDA: debe ser amplia, abierta, cubriendo bien su terreno. Debe ser enérgica sin nerviosismo y puede extenderse de 60 a 80 m de cada lado a condición de pasar a distancia de tiro de escopeta de su conductor. El hecho de hacer alguna vuelta hacia dentro o de frenar y repasar un lugar para controlar una emanación, no se considerará como falta a condición de que continúe rápidamente la búsqueda.
EL PORTE DE CABEZA: Es preferible el porte bastante alto, en la prolongación del dorso, pero puede variar de acuerdo con las condiciones de la emanación. No es un hecho inmutable el que a veces el porte sea por debajo de la horizontal, a fin de buscar la emanación donde se encuentre.
Debe de dominar la situación. Pueden ser admitidos controles breve s en el suelo, si no se convierten en rastreo.
LA MUESTRA: Es muy firme, asegurada con una cierta autoridad, aunque el perro debe conservar su control. La posición es clásica, de pié, la cabeza en el ángulo de la emanación, la vista fija y el rabo en prolongación de la línea dorsal o ligeramente alzado. Desliza con facilidad a la orden y debe permanecer quieto al vuelo y al tiro. Si la caza se encuentra muy lejos, para retomar mejor la emanación directa, el perro puede buscar el viento algunos metros.
EL COBRO: La forma de hallar la caza muerta o herida, así como traérsela al conductor con rapidez, debe de permanecer como una disciplina primordial. Se busca la boca suave y un cobro franco y a la mano; puede hacerlo al galope, pero a menudo lo es al trote.
Real Sociedad Canina de España - C/ Lagasca 16 - 28001 MADRID - Tel. 91 4264960 - Fax. 91 4351113 Estándares de Trabajo de los Perros de Muestra